miércoles, 6 de agosto de 2008

¿A qué objetamos?

Al señor Secretario General de FETE-UGT-RIOJA (sindicato socialista), no le han gustado las últimas resoluciones judiciales que amparan a los padres que defienden su derecho a educar a sus hijos frente a la imposición estatal de la asignatura Educación para la Ciudadanía. Pedro Trevijano, en La Rioja, le contesta con más sencillez, acierto y comedimiento de los que yo sería capaz:

En tono irónico, pero claramente polémico, don Luis Dorado en la Tribuna del día de Santiago critica a quienes no piensan como él. No creo que por ello le extrañe que le replique.

Ante todo la objeción de conciencia es un derecho humano fundamental, como parte de la libertad de conciencia, derecho reconocido en nuestra Constitución y en la Declaración de Derechos Humanos, como se ha enseñado ya innumerables veces. En cuanto al resto le diré que mis profesores en el Seminario, hace ya unos cincuenta años, no eran creacionistas sino evolucionistas. En 1968 empecé a dar clases de educación sexual. Por supuesto con diapositivas, y enseñando que la sexualidad debe estar al servicio del amor. Pienso que la fe es racional, y que no hay oposición entre fe y razón, como insiste Benedicto XVI. En Historia, la Revolución Francesa dio el gran paso de la igualdad de todos ante la ley, pero uno de sus períodos se llama nada menos que ‘El Terror’. Supongo que será por algo. En cuanto a la Revolución comunista, nadie, ni siquiera los nazis, han matado tanta gente como los comunistas. Eso sí, a lo largo de todo el siglo XX y en muchos países. La última gran matanza fue en Camboya, a la vez que Pinochet, con un millón setecientos mil muertos. Sobre la guerra civil, hace mucho que me propuse echar sobre sus rescoldos sólo agua, nunca gasolina. Los países que siguieron las ideas de Marx lo han pagado muy, pero que muy caro, con un Muro de Berlín que ciertamente impresionaba. Sobre la Filosofía, ¿quién quiere quitar la Metafísica de nuestro Bachiller? En cuanto al Griego y al Latín, ¿me puede Vd. indicar gracias a quién, sino los monjes, han llegado a nosotros los autores griegos y latinos? Y sobre el Arte, ¿tiene en Europa el arte religioso alguna importancia? Muchas gracias. Creo que por hoy es suficiente.
Publicar un comentario