martes, 23 de noviembre de 2010

Laicismo reptante

La gente nos acusa de exagerados, que no hay ninguna persecución, que vivimos en un mundo de libertad inconmensurable, que somos unos paranoicos, etc. Bueno, cada uno es muy libre de pensar lo que quiera, como yo de pensar que sí hay una persecución, si no de la Iglesia -que también-, por lo menos de la fe, de cualquier fe; pero especialmente, en España, por razones obvias, de la cristiana, mejor dicho, de la católica.

Yo aviso, y el que quiera oír que oiga. Hay una ofensiva ensordecedora, que copa la atención periódicamente: la guerra de los crucifijos, la reforma de la ley de libertad religiosa, la casilla de la renta para la Iglesia, etc. Pero hay multitud de operaciones de comando, escaramuzas, acciones de sabotaje, que van minando posiciones y construyendo muros de sectarismo ladrillo a ladrillo, tan imperceptible como sólida y constantemente.

A veces me siento como esos departamentos de las agencias de espionaje que monitorizan los medios de comunicación en busca de mensajes en clave de las agencias rivales. Veamos mi penúltimo descubrimiento: Granada Hoy del viernes 19 de noviembre de 2010, página 31, tres columnas con foto, mitad de abajo a la izquierda: "Córdoba quiere anular las ayudas a grupos de mujeres confesionales". La entradilla dice: "El Consejo Municipal [de las Mujeres] intenta identificar las creencias de las componentes de las asociaciones".

El objetivo es excluir a los colectivos confesionales de las ayudas que reparte la Delegación de Igualdad; para esto, se acordó que en la próxima sesión "se presenten propuestas sobre cómo identificar a las asociaciones de mujeres". En una reunión del pasado 20 de marzo, la presidenta de la Plataforma de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres propuso que las mujeres que pertenezcan a los colectivos que reciban las ayudas "no representen a ninguna Iglesia". Se afirmó la "necesaria laicidad" de todo colectivo femenino que aspire a las ayudas, para lo que hacen falta los mentados mecanismos de inquisición de creencias.

Los reptiles venenosos
serpentean entre los matojos
si no queréis que os muerdan
abrid bien los ojos.

Mostrar a tus contactos de XING
Publicar un comentario