domingo, 10 de enero de 2010

Una aproximación al Bilderberg Club

Por: David del Fresno, Aragón Liberal, 9 de enero de 2010

Dado el carácter sumamente discreto del Bilderberg Club, lo que a continuación este artículo pretende exponer es tan sólo una breve relación de aquello en lo que coinciden la mayoría de los autores que sobre este asunto han investigado.

Antecedentes
Es difícil escribir acerca del Bilderberg con una mínima seguridad de certeza, debido a que se trata de una organización sumamente discreta. Los historiadores e investigadores coinciden sin embargo en que sus orígenes se remontan a los días transcurridos entre el 29 y el 31 de mayo de 1954, cuando se reunieron en la localidad holandesa de Oosterbeck un grupo de notables del mundo occidental, con el fin de estudiar diversos asuntos de crucial importancia para el futuro del planeta.

El anfitrión de aquella sesión inaugural, celebrada en los salones del Hotel Bilderberg, fue nada menos que el príncipe Bernardo de Holanda, personaje estrechamente vinculado a los altos círculos financieros y políticos occidentales.

Si bien desde sus orígenes el mensaje oficial difundido por los mentores del Club fue que se trataba de una entidad meramente destinada a fortalecer la unidad atlántica, a frenar el expansionismo soviético y a fomentar la cooperación y el desarrollo económico de los países del área occidental, lo que parece cada vez más cierto es que ese autodenominado “Bilderberg Club” se ha ido convirtiendo a lo largo de los años en una suerte de influyente grupo de inteligencia compuesto por miembros de casas reales, políticos, empresarios y militares de influencia internacional, de algún modo encargados de consensuar las políticas de los gobiernos de sus respectivos países en aquellos asuntos económicos, políticos y militares considerados de alcance global. Sociedad discreta, no secreta.

Aún cuando el Bilderberg sea probablemente uno de los más poderosos grupos de inteligencia que existen en la actualidad, ello no significa que sea una sociedad secreta: Año tras año sus miembros e invitados celebran una convención durante cuatro días en algún hotel del mundo, para discutir asuntos de índole económica, política y militar.

El común denominador de los hoteles que -según diversos autoresacogen estas reuniones, es que su restaurante cuenta, cuando menos, con tres estrellas Michelín. El coste de la reunión está desde luego acorde con el cargo y posición social de los asistentes, y es cubierto por el Club. No se admite la presencia de periodistas y los invitados no conceden entrevistas acerca de lo debatido.

Estructura interna
Por lo que se refiere a la estructura interna del Bilderberg Club, ésta se articularía, según parece, en tres círculos concéntricos:

a) El primero y más externo: tiene carácter consultivo y estaría compuesto por los miembros asistentes a las convenciones anuales organizadas por el Club, una parte de los cuales serían miembros permanentes, y la otra serían meros invitados.
b) El segundo círculo: tiene un carácter ejecutivo y se compondría de entre 30 y 40 miembros permanentes.
c) El tercer círculo, el más hermético, es el que decide: Se compone de un reducidísimo grupo de miembros, todos ellos pertenecientes asimismo al segundo círculo.

Formato de sus reuniones
Por lo que se refiere al formato de sus antes mencionadas convenciones anuales, estas se articulan en el planteamiento de escenarios de crisis extrema sobre asuntos económicos, políticos o militares de alcance internacional, a fin de tener previstas todas las posibles contingencias.

En la medida que un tema domina la agenda mundial, en esa medida el Bilderberg Club lo somete a estudio y elabora una posible estrategia de respuesta sobre la que cada invitado puede exponer libremente sus puntos de vista ante todos los asistentes. Los oradores intervienen siempre de manera breve (no más de 5 minutos) y muy concreta.

Perfil de sus miembros
La adhesión al Bilderberg se hace por contactos confidenciales, y sus miembros asumen un compromiso de discreción acerca del contenido de los debates y de las decisiones que se toman en sus reuniones, celebradas siempre a puerta cerrada y sin ruedas de prensa ni otro tipo de publicidad.

Por lo que se refiere al perfil de los miembros y/o invitados a sus reuniones, baste citar algunas personas cuyos nombres han aparecido en estudios publicados acerca de este tema, y de las cuales no tengo noticia de que ellas -u otras personas en su nombre- hayan desmentido pública o privadamente su pertenencia al club:

* Nota del editor: como tengo bastante prevención a esto de las listas de nombres de sociedades u organizaciones, en las que, además, suelen abundar los errores, les remito para esta lista concreta a su fuente.
Publicar un comentario